lunes, 29 de diciembre de 2008

Un brindis con Adolf Galland.....

La posibilidad de concretar un sueño es lo que hace la vida interesante
Paulo Coelho
El General de los Cazas vió la luz en Marzo del 2008. La primera emoción la sentí cuándo me entregaron los ejemplares en la editorial; ver mi libro entre muchos otros, con mi nombre y apellido, yó creo que equivale a tener un hijo. Empezaban los interrogantes....que aceptación tendrá?..., le interesará a alguién?, pués bién, estamos a punto de despedir el año, y realmente, debo decir que mi hijo no me defraudó....
Cada comentario de lectores, un nuevo Amigo...mi propósito era introducir al lector en aquellos años, que como en un túnel del tiempo pudiera habitar la Argentina de fines de los cuarenta y principios de los cincuenta, mirando al cielo y ver pasar a los poderosos Meteors y a los Lincoln,volar un Dove como copiloto de Galland, o asistir al aeroparque a ver la presentación del Pulqui II...en fin, creo que algo de eso logré.
Pero todo esto no hubiera sido posible sin Ustedes....GRACIAS de CORAZÓN para quienes participaron de éste proyecto, hermoso proyecto hecho realidad. Se hicieron tantos que nombrarlos uno por uno me demandaría un blog nuevo. Hoy en día, en dónde la palabra GRACIAS yá casi ni se usa, yó, humildemente desde aquí, se las envío como testimonio de mi agradecimiento eterno.....Gustavito Lépez y equipo, Germán Rosada y Hernán Tejeda de la docta, la gente del sitio Mirage en Argentina, Dani Duarte, Rudy (que me hizo emocionar con su Meteor I 057) desde USA, y todos los lectores que dejaron su testimonio, UN ABRAZO GRANDE PARA TODOS ELLOS !!
A quienes colaboraron con sus fotos, para compartirlas con todos Ustedes, sin egoismos de ningún tipo, GRACIAS Richard Kleissen, Gastón Albe, Horacio Rivara, Raúl Forte, Atilio Marino,Hernán Fernández, Comodoro Gabriel Pavlovcic, Hugo Zamudio y su banda de Tucumán, Brigadier Miguel Aguilar, Germán Cancelleri, Guillermo Posadas (desde Polonia), Dr. Lopez Mato y a mis compañeros (o camaradas) del Instituto Nacional de Aviación Civil, aguantando mis historias de Galland.
A mi Abuelo Antonio, que desde el cielo me instó a terminar éste trabajo, a mi viejo, con quién transité las calles de Ciudad Jardín, fanático de Boca y de los aviones, y por supuesto, a mi esposa Liliana, a mi hija Anabella (que yá es una señorita) y a alguién que todas las noches se sienta a mi lado a ver que hago en la PC, Julieta, mi perra (marca perro, pero tiene el honor de haber nacido en la Base Aérea de Morón).
Ahora, los invito a un bríndis imaginario junto al General Galland:
Alcemos las copas y digamos en voz alta nuestros deseos........
Por Nuestro Querido País........
Por Nuestro Pueblo.........
Por Nuestra AVIACIÓN, que vuelva a ocupar el sitio que nunca debió perder...
y por todos aquellos que nos precedieron y dieron su vida en pos de un futuro mejor.....
Seguramente, el General Galland diría : Al Gran Pueblo Argentino....Salud !!
FELÍZ 2009 PARA TODOS !!
Walter Marcelo Bentancor
29 Dic 2008
Foto superior: El General Adolf Galland en un brindis junto a oficiales de la Fuerza Aérea Argentina (1954)